miércoles, mayo 24, 2006

Mentiras camino de Plan de Corones

Me siento estafado y engañado, es como si me hubieran robado el caramelo antes de metérmelo a la boca. Me he sentado frente al televisor con la esperanza de que los Basso, Gutiérrez, Simoni o Piepoli me devolvieran parte de la ilusión, perdida ayer tras los acontecimientos de Eufemiano y cía, intentando disfrutar del ciclismo, de los bellos paisajes dolomíticos, de los ataques de los corredores y de Plan de Corones, un puerto que se descubría al gran público, después de no muchos inconvenientes por parte de los corredores.

Finalmente los ciclistas se salieron con la suya, bastaron las condiciones climáticas de hoy - con algo de lluvia, bastante de frío y un poco de nieve- para eliminar la parte final de la subida al Plan de Corones. Nos quedábamos sin ver las duras rampas del 24 por ciento, que tanto venían anunciando Zomegnan y los suyos desde hace meses, de la parte de la subida en la que ha habido que crear un pavimento especial para que los ciclistas no pasaran por una zona llena de tierra y sin asfaltar. Si el Giro estaba dispuesto a ceder ante las presiones de los ciclistas, más vale que lo hubieran anunciado con antelación, que no tuvieran que haberse bajado los pantalones a última hora y que no nos hubieran tenido durante meses engañados. Pero eso no es todo. La etapa de hoy constaba de dos grandes subidas: El Passo delle Erbe y Plan de Corones. Ni se subió uno ni se subió el otro. En la salida, esta mañana, CSC observaba que las condiciones climáticas podrían hacer que Basso, pésimo bajador, perdiera parte de la carrera en el largo descenso del Erbe, debido a una carretera mojada propicia para ataques valientes de Simoni, Quique o Savoldelli. A Riis le entró rápidamente el tembleque por lo bajini y mandó a los suyos a luchar por la victoria final antes de comenzar la etapa. Giovanni Lombardi, todo un veterano y que puede ser utilizado ante multitud de adversidades - en carrera y fuera de ella-, encabezaba la protesta en contra de subir el Erbe. Primera bajada de pantalones de la organización y Passo Delle Erbe eliminado. De este modo Basso se ahorraba tener que pasar por un descenso que le podía haber puesto en apuros. ¿Para qué luchar en la carretera si tienes a Riis de director?

Ya en plena carrera y a unos treinta kilómetros de la llegada a los pies de Plan de Corones, la organización volvía a quedarse con todos los aficionados al ciclismo y eliminaba la parte final del puerto del día, del Giro y puede que del año. Se iba a subir tan sólo hasta Furcia, lo que convertía la subida en un mero puerto de primera categoría, y de los normalitos. La etapa reina de este Giro quedaba relegada a una pequeña anécdota con sólo 120 kilómetros y un único puerto "capado".

Si estas son las etapas que deben devolver la emoción en el ciclismo está claro que las audiencias van a tardar en levantarse. Si Charly Gaul hubiera visto hoy como se ha eliminado la etapa, tras lo que él tuvo que pasar en el Bondone, se hubiera reido de todos los ciclistas. El propio Pedro Delgado se mordía la lengua, mientras pudo ya que se perdió el audio de los comentaristas, y recordaba lo que él tuvo que pasar hace unos años en el Gavia. La organización del Giro de Italia hoy ha dado un gran paso atrás de cara al gran público y ha hecho un gran guiño a todos los equipos de la carrera.

El discurrir de la etapa, como es lógico, se ha resentido mucho y el espectáculo ha quedado relegado a un segundo plano. Mäs que destacar la victoria de Piepoli habría que hacerlo con pequeños detalles que ensombrecen aún más la etapa de hoy:

  • En primer lugar ha resultado bochornoso el ver a Pérez Cuapio, el mexicano de Panaria, trabajando para CSC en la parte final, que en realidad debió ser inicio, del puerto. CSC se quedó pronto sólo con Sastre y Basso en cabeza, por lo que el súper equipo preparado para arrasar en carrera está fallando alarmantemente. Menos mal que hoy se ha recortado la etapa y que Saunier ha hecho todo el trabajo en el pelotón, porque si los daneses hubieran tenido que marcar el ritmo de la etapa, quizá Basso se hubiera quedado sólo mucho antes. Está claro que el italiano es el más fuerte de este Giro, pero hoy sin equipo y bajando el Erbe podría haberlo pasado bastante mal. Peor para la carrera que pierde en audiencia. Basso, que es el más fuerte de calle, no merece ganar el Giro así.

  • Quique Gutiérrez no ha podido seguir la rueda de Piepoli y Basso, cuando éstos han atacado a falta de un kilómetro, porque un aficionado se ha interpuesto entre los italianos y Quique cuando el español iba a rueda de los dos corredores que han llegado liderando la etapa. Es de república bananera que esto siga pasando en el Giro. Si en mitad de una subida, justo en el tramo que vas a tope, te cortan el ritmo y tienes que volver a arrancar, están jodiéndote ,y con perdon, la carrera. Qué casualidad que el cortado sea Quique y no otro. Hoy podría haber luchado por la etapa, ya que es más rápido que los otros dos.

  • En la lucha por la etapa Basso no ha querido ni intentarlo con Piepoli. Quizá Basso no quería tener en su palmarés este desprestigio de etapa, o quizá le daba verguenza adjudicarse el triunfo tras el bochorno de Pérez Cuapio, el de Lombardi etc. Puede incluso que Riis haga pagar a Saunier Duval el premio que hoy le han regalado.

El Giro que iba a ser la carrera más dura delos últimos años se ha convertido en una preuba normal, en la que las etapas de montaña sólo son llegadas en alto tras una etapa completamente llana, o como bien dice uno que sabe "Etapas monopuerto". Esto es jugar con los aficionados. Esperemos que la etapa del Mortirolo no vea como también se elimina el paso por el Gavia, o se recorta la subida a Áprica, porque ya es lo único que le resta a esta prueba para seguir perdiendo en prestigio.

5 comentarios:

Sergio dijo...

Totalmente de acuerdo con tu comentario, Andrés. No obstante, creo que las objeciones ante la etapa empiezan desde el momento en que se presenta: la subida final por la pista de esquí no tiene sentido, aunque hubiese hecho sol. En cuanto al Paso delle Erbe, es sólo el anticipo de lo que pasará el sábado en el Gavia, que también tiene una bajada de aúpa.

Andrés F. Cánovas dijo...

Gracias por comentar el post. Lo de hoy ha sido una bajada de pantalones en toda regla. Espero que reflexionen y que de aquí al sábado no intenten cargarse el Gavia. Un saludo

Doraemon dijo...

Un apunte en sintonía con lo que está pasando en España con Manolo y Eufemiano. Tal vez sea sensato lo que pasó en el Giro. No podemos pedir un deporte limpio y, a la vez, exigir deportistas inhumanos. Reconozco que no pude seguir la etapa al dedillo, pero pienso que hay que ser un poco coherentes.

Es decir, o reconocer que el dopaje existe y existirá siempre y, por tanto, atornillar lo que se quiera a los ciclistas, o apostar por la guerra total y diseñar recorridos más lógicos y reaccionar a las adversidades meteorológicas, como se hizo ayer.

Un saludo.

Andrés F. Cánovas dijo...

Desde luego que en tu teoría llevas mucho de razón Doraemon. Eso es algo que ya se apunta desde muchos frentes. Lo que yo defiendo es que si se vende una carrera de unas determinadas características, después no puedes bajarte los pantalones a la primera aparición de copos de nieve. Si pensaban que este Giro iba a ser demasiado duro que hubieran quitado dureza al editar su trazado, pero lo que no pueden hacer es decir mil veces que este es un Giro muy duro y después presentar esto.

Yo defiendo la humanización del ciclismo, pero que se haga como no se hace nada en este deporte. Con consenso, hablándolo y no engañando al aficionado.

Ayer estaba la etapa de Plan de Corones que era totalmente afrontable. Puedo aceptar la eliminación del Erbe si se cree que la bajada era peligrosa, pero lo de Plan de Corones no lo entiendo. El propio Mauro Gianetti subió el puerto antes de que se anulara la subida. Lo que pasa es que a los ciclistas no les interesaba subir, todos querían lavar y guardar la ropa. Los únicos que querían subir eran Liquigas porque tienen poco que perder y tienen muy bien a Pellizotti.

Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

juanjo dijo...

Bueno la verdad que sí,una verguenza que no se puede entender,esperemos que el mortirolo se pueda disfrutar nada mas saludos